¿Qué es padecer de acuerdo a la voluntad de Dios?

Para entender 1 Pedro y la frase, "padecer de acuerdo a la voluntad de Dios," tenemos que mirar a toda la carta y su contexto para encontrar las claves.

La frase, "la voluntad de Dios", aparece por primera vez en 1 Pe 2:15.

1Pe 2:15  Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos; 

Pedro establece aquí que la voluntad de Dios es que a través de 'hacer bien' hagamos callar a los hombres insensatos. Esto es hablar a través de nuestro buen testimonio en la cara de aquellos que se oponen a nosotros.

Esto establecería la base para comprender la expresión en sus posteriores apariciones en la carta.

Toda la carta de 1 Pedro se refiere a las persecuciones y los padecimientos que los lectores habían experimentado, y es una exhortación a permanecer firmes. Por favor, lea los siguientes versículos:

1Pe 1:6-7  En lo cual vosotros os alegráis,  aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,
1Pe 2:12  manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores,  glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras.
1Pe 2:19-21  Porque esto merece aprobación, si alguno a causa de la conciencia delante de Dios,  sufre molestias padeciendo injustamente.

Pues ¿qué gloria es, si pecando sois abofeteados, y lo soportáis? Mas si haciendo lo bueno sufrís, y lo soportáis, esto ciertamente es aprobado delante de Dios.

Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros,  dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;

1Pe 4:1-2  Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne,  vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne,  terminó con el pecado, para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres,  sino conforme a la voluntad de Dios.
1Pe 4:12  Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese,
1Pe 4:16  pero si alguno padece como cristiano,  no se avergüence,  sino glorifique a Dios por ello.
1Pe 4:19  De modo que los que padecen según la voluntad de Dios,  encomienden sus almas al fiel Creador,  y hagan el bien.
1Pe 5:8-9  Sed sobrios,  y velad;  porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.

De estas referencias, podemos extraer lo siguiente:

-       La fe de ellos fue probada debido a sus circunstancias

-       Se está hablando contra los malhechores y exhortando a seguir en buenas obras

-       Fueron exhortados a soportar el dolor de las persecuciones y sus consecuencias con paciencia.

-       Cristo fue su ejemplo, quien sufrió injusticia y lo soportó con paciencia.

-       Ellos deben estar felices si han sufrido a causa de la justicia

-       Ellos estaban siendo falsamente acusados.

-       Ellos estaban preparados para padecer en la carne como lo hizo Cristo (persecución)

-       No consideraron tales padecimientos y persecuciones como algo anormal.

-       Sus sufrimientos eran comparables a los padecimientos de Cristo, al recibir reproches por causa de Su Nombre.

-       No deberían avergonzarse si padecían por ser seguidores de Cristo.

-       Ellos resistieron las tácticas del enemigo por fe

En todas estas referencias encontramos que el tema es RESISTIR PACIENTEMENTE A LAS ABUNDANTES PERSECUCIONES como causa de su fe en Cristo. No se hace mención alguna de Dios PONIENDO ENFERMEDADES O PADECIMIENTOS sobre Su pueblo. Los incrédulos y los enemigos de Cristo eran la fuente de los padecimientos y persecuciones.

En 1 Pedro 3:17, Pedro dice lo siguiente: 

1Pe 3:17 Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal.

Basado en el contexto que hemos mencionado, podemos ver que la “voluntad de Dios” es que el cristiano esté haciendo bien en la cara de la oposición. Así que este versículo está explicando es bueno para Dios que nos persigan por hacer lo bueno  y no así por hacer lo malo.

Si nuestro estilo de vida de buenas obras suscita la persecución, entonces es la voluntad de Dios que soportemos con paciencia.

1 Pedro 4:19 completa el pensamiento:

1Pe 4:19  De modo que los que padecen según la voluntad de Dios,  encomienden sus almas al fiel Creador,  y hagan el bien.

Nuestro padecimiento, “de acuerdo a la voluntad de Dios" no se refiere a Dios poniendo sobre nosotros el padecimiento, sino que se refiere a nuestra actitud en la cara de la persecución como seguidores de Cristo. Su voluntad es que soportemos con paciencia y no que estemos avergonzados por nuestro mal testimonio. Su voluntad es que al seguir en las buenas obras, silenciemos a los  incrédulos insensatos e ignorantes.

Los padecimientos de Cristo son nuestro ejemplo. ¿Cómo padeció Jesús?

Heb 2:18  Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados.
Heb 5:8  Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;
Heb 13:12  Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre,  padeció fuera de la puerta.
1Pe 2:21  Pues para esto fuisteis llamados;  porque también Cristo padeció por nosotros,  dejándonos ejemplo,  para que sigáis sus pisadas;
1Pe 2:23  quien cuando le maldecían,  no respondía con maldición;  cuando padecía,  no amenazaba,  sino encomendaba la causa al que juzga justamente;
1Pe 4:1  Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne,  vosotros también armaos del mismo pensamiento;  pues quien ha padecido en la carne,  terminó con el pecado